HACIA UNA GESTIÓN RESPONSABLE Y EFICIENTE DE LOS RELAVES O JALES MINEROS (I)

El manejo de los relaves es siempre un quebradero de cabeza para los gestores de las minas, y muy especialmente para los responsables del “Departamento de Relaves” que existe en todas las minas.

Su gestión supone una parte muy importante del coste total de la explotación, y todo para deshacerse de un material que no tiene valor minero, con un alto contenido en agua, y que requiere acondicionar una gran cantidad de espacio para su depósito. En definitiva, los relaves mineros –llamados jales en algunos países como México- han sido vistos siempre como un gasto inútil, como un mal necesario para la supervivencia de la mina.

Además, complican enormemente el cierre de la mina al quedar como pasivos ambientales, si no son bien gestionados.

En muchas ocasiones, los problemas que acarrean los relaves mineros terminan por ocasionar accidentes de gran impacto mediático que dañan enormemente la imagen de las compañías y de la actividad minera en general, por los grandes perjuicios que causan al medioambiente y, desgraciadamente, en muchas ocasiones a las personas. Esto ha sido, en gran medida, el detonante para que los gobiernos hayan querido legislar y estrechar el control sobre estos residuos mineros.

La causa última de estos accidentes siempre la encontramos en la propia naturaleza de los relaves. Cuando depositamos los relaves en las relaveras sin deshidratarlos, estamos depositando un material sumamente inestable, sin posibilidad de compactación, en un contenedor -la propia presa de jales o el depósito de relaves- que ha sido construido a tal fin, pero que está sujeto a múltiples factores, entre ellos los climatológicos o geológicos como sismos o fracturas, que lo hacen susceptible de colapsarse y producir una descarga masiva de relaves, generando un desastre ecológico de gran magnitud.

La forma de evitar, o de minimizar el riesgo de que ocurran es sencilla: dando a los relaves mayor estabilidad y convirtiendo los depósitos de relaves tradicionales en una escombrera de material seco y compactado. Además de dar estabilidad y seguridad a la relavera, cuanto más secos estén los relaves depositados en la relavera, más reducimos el riesgo de aparición de la toxicidad que se produce cuando ciertos relaves que contienen elementos tóxicos (metales pesados, casi siempre) disuelven éstos en el agua y son transportados con ella, produciendo una contaminación difusa difícil de combatir una vez producida y, además, menor será el espacio que ocupemos para depositar los relaves.

Hasta hace poco tiempo, el tratamiento de los relaves se circunscribía al simple almacenamiento de éstos en la relavera para que se produjese una sedimentación y secado natural pues, aunque desde luego, existían filtros prensa y espesadores, no siempre tenían los rendimientos adecuados para tratar grandes volúmenes de pulpa.

La tecnología de la deshidratación de fangos mediante filtración ha avanzado mucho en los últimos años y existe una gran variedad de elementos suficientemente probados para utilizar esta tecnología con absoluta confianza.

Hoy en día se pueden fabricar filtros prensa de gran tamaño y rendimiento. Los espesadores, previos a la entrada en el filtro, obtienen altas concentraciones gracias a los nuevos elementos estructurales que incorporan y al uso de polielectrolitos fabricados “ad hoc”, que permiten la floculación de las pulpas y la rápida decantación de los sólidos que la componen.

Existen diferentes formas y tecnologías para extraer el agua de los relaves. Cada relave es distinto, como cada mineral y cada mina también lo son, por eso es necesario estudiar con detenimiento las soluciones técnicas más adecuadas a cada situación. La elección de la tecnología adecuada para cada caso viene dada por diferentes factores que se han de estudiar detenidamente antes de tomar cualquier decisión, pero el uso combinado del espesado con la tecnología de filtración mediante filtros prensa, cuando puede ser aplicada es la mejor. Es la que más agua nos permite extraer y, por lo tanto, la más eficiente de todas.

¿Qué ventajas tiene gestionar los relaves de esta forma?

Se trata de una situación “win-win” donde cada efecto positivo para la seguridad de las personas y los espacios de la zona, la recuperación del agua y la minimización de riesgos de contaminación de la hidrogeología de la zona, o el medio ambiente en general, tiene un efecto económico beneficioso para la compañía. Gestionar bien los relaves no tiene porqué ser más caro. Al contrario, es una inversión con una buena tasa de retorno que reduce los costos y nos hace más competitivos, mejorando nuestra imagen pública y la del sector.

Hemos hablado de la mejora en la seguridad de los depósitos de relaves. Además de este efecto, beneficioso por sí mismo al evitar accidentes, es reforzado por la posibilidad de recuperar estos terrenos para actividades productivas y restaurar zonas afectadas por la explotación minera, que hacen de la compañía que los usa, un actor amigable con el medio ambiente e incide directamente sobre la facilidad y, por tanto, ahorro en los planes de clausura.

Como hemos dicho anteriormente, deshidratar los relaves tiene además un efecto beneficioso sobre la hidrogeología de la zona, al minimizar el riesgo de filtraciones e infiltraciones de los relaves en todo el sistema hidrológico, previniendo la aparición de posible contaminación en acuíferos y aguas superficiales.

Todo esto tiene un efecto económico y financiero muy positivo, ya que producen ahorros importantes a la hora de contratar seguros y dar tranquilidad a los inversores.

Un relave deshidratado puede incrementar la vida del depósito más de 4 o 5 veces, al reducir el volumen de material depositado y abaratar la construcción de la presa al no ser necesarias tantas precauciones que aseguren la estabilidad de la relavera. Esto tiene un impacto muy positivo en los costos de operación y en los compromisos ambientales de las compañías mineras, ya que minimizan los espacios destinados al depósito de relaves y, por tanto, el impacto ambiental negativo que producen las presas de relaves tradicionales.

Maximizar la recuperación del agua y su reutilización en el proceso, y minimizar el uso de agua fresca en las operaciones, es una práctica que, además de mostrar una madurez ecológica por parte las compañías mineras, les aporta un ahorro importante sobre todo en aquellas zonas donde el agua supone un elevado coste de operación. Las compañías mineras hacen un uso intensivo de recursos hídricos y cualquier ahorro, por pequeño que sea, afecta de manera sensible a la cuenta de explotación.

Cómo afecta exactamente este tipo de gestión de los relaves sobre la cuenta de explotación de una compañía concreta no es un asunto sencillo, pues requiere del conocimiento exacto de gran cantidad de variables que son propias de cada explotación (costes energéticos, de consumo de agua fresca, costes de construcción de la relavera, etc.), pero en un siguiente artículo intentaré dar las claves de rendimiento de la tecnología combinada de espesado y filtración, para que, quien lo estime oportuno, pueda hacer los primeros números gruesos.

Si lo desea, puede ponerse en contacto conmigo directamente o a través de la página web www.serecogestion.com. Gustosamente nos ponemos a su disposición. Nuestra empresa, con 20 años de experiencia, está especializada en el diseño, construcción y operación de todo tipo de plantas de filtración. Le ayudaremos con los estudios y caracterización de sus relaves y, a la vista de esos resultados, le aconsejaremos sobre la metodología más correcta y los equipos más adecuados. Le instalamos una planta piloto para ver el comportamiento de los relaves ante el tratamiento propuesto antes de realizar la inversión. Usted invertirá seguro sobre la tecnología correcta y sabiendo los resultados exactos que puede esperar de ella. Le realizamos el proyecto ingenieril y le ayudamos con el estudio económico financiero. Le damos la formación al personal e, incluso le operamos la planta si lo desea. Nuestro equipo de ingenieros civiles y químicos, economistas y operadores experimentados estarán encantados de poder prestarle toda nuestra ayuda.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies